Procedimiento base con el que se inició el trabajo coreográfico investigativo.

La primera materialidad abordada en esta práctica es la corporalidad de los intérpretes a partir del cuestionamiento sobre la presencia, el cuerpo que traen en sí mismos. Para hacer aparecer el concepto de presencia debemos desplegar dispositivos donde lo corporal proponga un sistema de trabajo. En este sistema los cuerpos sostienen en el tiempo sus encuentros formales con el movimiento hasta lograr un lenguaje corporal que los identifique.

El procedimiento consiste en dirigir la mirada del intérprete hacia el movimiento de su propio cuerpo y el reconocimiento de zonas donde podría anclarse un concepto o una imagen específica, bajo la premisa: “el cuerpo que se piensa no es anatómico, sino la representación de un cuerpo posible”, por lo que en la experimentación se enfatiza en la aparición de una imagen psíquica que representa otra cosa.

De esta forma, se trabaja con la idea de que la historia individual es traspasada al cuerpo y que deja una huella que la memoria no recuerda, pero que se inscribe en la musculatura, en las posturas y en los gestos, desplegando una kinética singular de cada intérprete.

En la Praxis:

La metodología que se está trabajando en los ensayos consiste en poner la tensión en un lugar del cuerpo a partir de un concepto o imagen a trabajar, que permita reconocer, fijar, mover y generar una dinámica de transformación constante sobre aquel constructo. Así, desde un proceso de concientización corporal, que abarca contenidos como tono muscular, hábitos posturales, piel, articulaciones, recorridos, etc.; se posibilita el acceso a lo fantaseado contenido en cada cuerpo.

En la dinámica de expresar desde el lenguaje “hablado” y mover desde el cuerpo, la conciencia aparece y desaparece generando un encuentro con una dimensión corporal fantasmagórica, que no es accesible directamente a la conciencia sino a través de transformaciones.

Lo fantasmático se refiere a que el mapa revela en la materialidad corporal, anatómica y biológica, fantasías depositadas en el cuerpo y logra construir una anatomía propia; se puede proyectar el cerebro en lo pies, o las muñecas en las mejillas. Lo fantasmático es revelador de fantasmas, se encuentra entre el cuerpo de la realidad biológica y el cuerpo de la fantasía, del deseo; es la representación que cada sujeto hace de su cuerpo, teniendo como referencia una superficie territorial real o imaginaria. Este procedimiento permite que el pasado, presente y futuro transiten en recuerdos o sensaciones adquiriendo dimensión, forma y color en la representación.

La primera intención al iniciar este proceso coreográfico ha sido dar cuenta de los cuerpos puestos en esta organización, cuya característica común es la edad biológica, la cual fluctúa entre los 23 y 25 años. Y el otro gran objetivo es vincular la idea de memoria y resistencia de un proceso político, histórico y social particular con el contexto actual en un marco de convivencia.

Primera Acción

Cuerpo de la Letra

Clandestinidad y Camuflaje

En la primera acción de este proyecto, la premisa fue poner cuerpo a la letra, a partir de los instructivos de resistencia en la clandestinidad. Se realizó en una sala del Museo de la Solidaridad Salvador Allende en el marco de “Resistir en Lenguas. Narrativas y desplazamientos del tiempo y las utopías”, exposición de la artista chilena Verónica Troncoso. En la performance se planteó un relato sobre la forma en que eran entregadas las instrucciones en clandestinidad durante la época de dictadura en Chile. Las 5 intérpretes se relacionaron desde el cuerpo, la voz y el reflejo de la letra corporalizada, con las palabras y su escritura como código de movimiento. Al proyectarse el texto en los cuerpos, lo que emergió fue la letra adquiriendo corporalidad, desplazando el concepto de archivo a la vitalidad de un cuerpo en movimiento.

A su vez, esos cuerpos afectados por el texto, la letra y la palabra generaron un modo de relación entre sí, donde las intérpretes debían transformar los procesos de intervención de códigos, límites y deseos, en una necesidad de afectar el proceso y muestra más allá de la representación.

Segunda Acción

Cuerpo de la Letra
Escuchar la Clandestinidad

Sitio y Memoria

Nuestra segunda acción se despliega a partir del audio del relato de Viviana Uribe (vda. de F. Vergara) sobre Fernando Vergara, ambos pertenecientes al MIR en clandestinidad.

Durante el mes de enero de 2017, la investigación se centra en recorrer los espacios por donde transita el testimonio de Viviana Uribe por medio de la aplicación App Recuerdos. El objetivo fue vivenciar el espacio, situando, escuchando y observando el lugar donde fueron ocurriendo los hechos reales narrados. Este proceso fue fundamental para lograr la aproximación al material de trabajo y así traducir el relato y su narrativa a movimientos corporales.

La acción cubre dos momentos:

  • Vivenciar el espacio, situando y escuchando el relato in situ y;
  • Los ensayos en la sala Santa Elena 1332, lugar cercano a la muerte de Fernando Vergara.

Estos ensayos en sala, se concentran en la escucha del audio. Las interrogantes que emergen del ejercicio tienen que ver con lo que se dice; la calle, los recorridos y la realidad de Chile:

“Cómo lo dice; subir a la micro y pasar hasta el fondo como medida de seguridad, una espalda íntimamente conocida, me fija un punto, me aprieta la mano, etc.”

“Nuestras preguntas a partir del Audio de Viviana transitan desde qué corporalidad se asume entre eso que se relata ahí y lo que pasa por sus cuerpos, el contexto es el audio y todo lo que implica el relato, el amor, la angustia, el miedo, la clandestinidad, el espacio, el tiempo, los códigos, la complicidad, la esperanza, la valentía, la proyección, la historia de amor, cuerpos desinformados, cuerpos testigos, cuerpos que se recomponen.”

Como se expone, en este tipo de metodología se despliegan varias preguntas e interrogantes sobre el modo de abarcar el relato, en este caso el audio-testimonio de Viviana.

Aparece aquí una dimensión de trabajo a desarrollar que guarda relación con nuestra primera aproximación a los cuerpos, la pregunta que debiéramos plantear sería: ¿Qué pasa con estos cuerpos jóvenes que generacionalmente son parte de la historia actual al recibir esta información?

Hemos reflexionado a partir de Deleuze sobre “lo que puede un cuerpo”, y aquello es la naturaleza y los límites de su poder ser afectado. Por lo tanto, lo que puede un cuerpo es tener el poder de afectar y ser afectado por otros cuerpos y otras cosas, es decir: Actuar.

Actuaremos bajo la premisa de que un cuerpo varía según sus afecciones; pensaremos en fuerzas activas que serían trabajadas desde la inconformidad a través de los efectos de poder sobre un cuerpo, lo que hace de la existencia un juego de contra poder. La idea es que la fuerza de un cuerpo no esté impedida de actuar; deseamos poner en práctica la idea de que los efectos del poder afectan al cuerpo en tanto este se resista.

Metodológicamente abarcaremos una idea recurrente en nuestro trabajo en relación a la noción del otro, justificándonos sobre la base de que ningún cuerpo está dado en sí mismo, sino que es una construcción que depende de la relación con los otros.

Para abarcar estas dimensiones aún nos falta atender la pregunta sobre estos cuerpos jóvenes y su distancia cronológica con los acontecimientos políticos e históricos de Chile en dictadura.

Para contextualizar el estado actual de esos cuerpos, hemos recurrido a la idea de los cuerpos híbridos de Louppe que ayuda a explicarnos de algún modo en qué están los cuerpos de hoy. Según Laurence Louppe, las culturas híbridas son el producto de varias historias y culturas interconectadas que pertenecen a un mismo tiempo y a varias cosas a la vez. Utiliza la noción de fragmentación y de cómo ésta afecta la noción de identidad, una especie de descentramiento del sujeto. Este sujeto asume hoy diferentes identidades que no están unificadas en torno a un YO necesariamente. La identidad estaría vinculada al lugar de su formación, para esta investigación nos interesa la postura del cuerpo híbrido en el contexto de la identidad, ya que estos cuerpos actuales estarían dotados de una plasticidad que les permitiría deconstruir lo que está en la memoria de su cuerpo y de su técnica, por lo tanto, la relación con el mundo e historia está atravesada en diversas dimensiones y múltiples interacciones; esta cualidad les entrega herramientas que les permiten transformar permanentemente su propia condición a partir de su modo de estar en el mundo.[1]

Aún no hay conclusión posible sobre cómo estos dispositivos se integran en el trabajo de investigación práctica. Teniendo como principio la investigación de Verónica Troncoso en relación al Archivo, Memoria, Clandestinidad, Resistencia, Camuflaje en época de dictadura, debieran ir apareciendo los materiales a partir de cómo se van moviendo los cuerpos y desplegando lenguaje desde la idea de presencia con todas las dimensiones abarcadas hasta ahora en esta investigación.

El desafío está puesto en cómo convivirán las distintas especificidades, y de cómo instalar un lenguaje que deje entrar las otras dimensiones.

En eso estamos…

Paulina Mellado

Febrero 2017

[1] http://performancelogia.blogspot.cl/2007/08/hacia-una-definicin-de-performance.html

Related Projects

Start typing and press Enter to search