Para llevar a cabo la primera acción del proyecto se realizaron diferentes procesos de intercambio de información, así como ensayos en sala y en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA).

La información utilizada fueron  fuentes textuales de dos procedencias; la primera corresponde a un instructivo de la resistencia a la dictadura militar en Chile, específicamente el boletín El Rebelde del MIR; y la segunda, a fragmentos de un texto de Diamela Eltit en el habla sobre la ciudad.
Ambos textos fueron codificados utilizando los sistemas de seguridad del MIR para enviarse mensajes cifrados. Esto era: tener el mismo libro, el cual correspondía a una novela latinoamericana. Se entregaban diferentes números, por ejemplo: 1,56, 78, 201. El primero correspondía al número de página, y los demás a diferentes palabras. Al buscar las palabras se generaba un nuevo texto, ese texto era la instrucción.

En la primera acción, la novela de Diamela Eltit fue utilizada como texto para moverse, en este sentido, las palabras que se iban formando correspondían a movimientos corporales y/o a instrucciones que estaban dentro del instructivo de resistencia, como por ejemplo: olvidar los nombres o nunca se puede faltar a un encuentro.

El proceso de intercambio entre la información teórica derivada de la investigación de cómo actuaba en MIR en clandestinidad, con el traspaso hacia el cuerpo en búsqueda de un lenguaje común, fue lo más interesante y desafiante de esta primera acción.
Operaron acá los siguientes concepto: lectura y cuerpo, presente y pasado, sonidos y cuerpo, y el concepto de traducción y traspaso.

El resultado fue una acción de lectura, cuerpo y proyección de letras de una duración de 20 minutos aprox. realizada en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende, MSSA.

Related Projects

Start typing and press Enter to search